24/11/15

XEGA denuncia el carácter discriminatorio del reglamento de la carrera contra la violencia machista de Siero

Desde XEGA, colectivo de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales de Asturias, denunciamos la falta de sensibilidad ante la imposibilidad de que parejas del mismo género puedan inscribirse como tales en la II Carrera contra la violencia de género de Siero que tendrá lugar el próximo domingo 29 de noviembre.

La violencia machista es un grave problema social que nos afecta a todas y a todos. Y no entiende de orientaciones sexuales. Histórica y socialmente la violencia machista afecta (humilla, agrede y asesina) a las mujeres pero, para erradicarla, hay que sumar todos los esfuerzos. Por eso no entendemos por qué el reglamento de la carrera impide que todas las personas puedan participar consecuentemente en ella, al excluir inexplicablemente a las parejas formadas por personas del mismo sexo de la categoría.

¿Sólo pueden ser solidarias las parejas heterosexuales? El reglamento de esta carrera pone en evidencia el sexismo social que aún sufrimos y obvia la diversidad de parejas que existe en España.

XEGA lleva dos décadas participando en las actividades del 25 de noviembre y del 8 de marzo, denunciando la discriminación de la mujer en todos los ámbitos de la vida; hemos participado en la manifestación estatal del 7 de noviembre; asistimos a las concentraciones que se convocan siempre que se produce un asesinato de una persona (mujer o familiar) por violencia machista. Nos solidarizamos con esta causa porque nosotrxs también vivimos en pareja y nos afecta la violencia machista.

La violencia machista no sólo la ejercen hombres hacia mujeres, sino también hacia los hijos e hijas y otros familiares cercanos. Las parejas de personas del mismo género también se ven afectadas por esta violencia.

No entender esto es continuar discriminando, lo que no tiene ningún sentido cuando lo que necesitamos es sumar esfuerzos para erradicar esta lacra social.

La violencia machista nos afecta a todas y a todos. Por eso exigimos que se cambie el reglamento para no levantar una absurda barrera dentro del campo de la lucha contra la violencia machista.

Información relacionada