27/12/15

XEGA convocó una concentración para condenar la transfobia que había provocado el suicidio de Alan

El 25 de diciembre de 2015 conocimos la noticia del trágico suicidio de Alan, un adolescente trans de Barcelona, que vivía una situación de violencia por acoso escolar, la cual le había llevado incluso a tener que ingresar en el Hospital Clínic de Barcelona debido a los constantes ataques psicológicos a los que se vió sometido. A pesar de contar con el apoyo de su familia, frente a la presión que sufría por parte de sus acosadores, Alan decidió acabar con su vida.

Por ello, XEGA, colectivo de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales de Asturias, convocó una concentración que se celebró el domingo 27 de diciembre en la Plaza del Humedal de Xixón/Gijón, a las 20:00 horas, para mostrar nuestra repulsa contra la lgtbfobia existente aún en la sociedad, que aquella Nochebuena hizo que un menor transexual tomase la decisión de acabar con su vida. Lgtbfobia fruto de una sociedad machista y patriarcal, que seguía presionando, cuando no asesinando, a todo aquello que no representaba lo que ellos entiendían por normativo.

Desde XEGA dijimos: «No son suicidios, son asesinatos», producto de la presión y la discriminación social que llevaba a jóvenes como Alan a tomar decisiones tan dramáticas. Por eso reclamábamos a las instituciones y partidos políticos que no mirasen para otro lado, la responsabilidad era de todos y todas, sobre todo en estos momentos, en la mesa de las negociaciones del próximo gobierno.

Se hacía más que necesario que lo primordial fuese tratar las leyes que desde el colectivo LGTB demandábamos: La Ley Integral Transexual y la Ley de Igualdad y contra la Lgtbfobia.

Información relacionada